Nuestro Restaurante-Escuela

En el Espai Mescladís te espera una propuesta diferente

Bar-Restaurante y Escuela, el Espai Mescladís es para muchos de nuestras vecinas, amigos y clientes el alma de un barrio diverso. Nos gusta sentir que aportamos a la ciudad un espacio distinto, multicultural, abierto, con sentido inclusivo y comunitario.

Nuestra oferta gastronómica permite la sostenibilidad económica del Programa Cuinant Oportunitats y los proyectos de Desarrollo Comunitario. Pero la sostenibilidad que aporta es también emocional, afectiva y social para el barrio y la ciudad. Queremos que lo sea además para los alumnos de Cuinant que realizan allí sus prácticas. En el Espai Mescladis, puedes disfrutar de alimentos de diversos lugares del mundo, recetas muchas veces re-creadas y adaptadas a partir de las propuestas de los propios alumnos y ex alumnos de Cuinant Oportunitats  que durante su formación comparten las tradiciones de su cultura. Recetas vinculadas a historias de vida y a la cotidianeidad de muchas familias en distintos continentes.

Soly Malamine, ex alumno de Cuinant, es el actual encargado de la gerencia del Espai, de la coordinación del Equipo y proveedores, y de la formación de camareros en prácticas. Ha formado al menos  a diez grupos de camareros en los últimos años.  Soly llegó desde Senegal, arriesgando su vida como tantos otros y siente que ahora vive un “tiempo adicional” en el que no quiere perderse ninguna oportunidad de formación, aprendizaje y crecimiento. En su país soñaba con ser ingeniero de carreteras, pero no tenía condiciones económicas para optar a la universidad. Tras unos años de búsqueda y desarrollo de su proceso migratorio, se acercó hasta el Programa Cuinant Oportunitats, y ahora como responsable del Espai Mescladís puede plantearse la vida desde otro lugar: “no siento que estoy trabajando, disfruto del ambiente como el resto de clientes”. 

Desde el Espai Mescladís se promueven el consumo de productos de proximidad y sostenibles contando como proveedores a emprendimientos y empresas responsables como los yogures y helados de La Fageda, las verduras y frutas de agricultura ecológica de La Kosturica y El Tros d´Ordal, productos de la Xarxa de Consum Solidari, zumos de agricultura ecológica de Cal Valls, los vinos de la cooperativa L´Olivera o cervezas artesanas Las Clandestinas, 08 o Almogávers. Hemos asimismo eliminado el agua embotellada: el agua que servimos, con o sin gas, ha sido filtrada en el mismo momento de servirla. Esta libre de químicos, no ha sido embasada ni almacenada ni transportada y es respetuosa con el medio ambiente. 

También os recomendamos leer el artículo sobre el Espai Mescladís que publicaron en su blog las amigas de La Kosturica: "El Mescladís, productos de la Kostu en un bar muy especial"

El Espai Mescladís permite que nos involucremos en la construcción del horizonte de cohesión social, con las “manos en la masa”, compartiendo  historias y  vivencias alrededor de una buena mesa de comida. La cocina ofrece un lenguaje universal que nos transporta hacia nuestras emociones más profundas e intensas.  Desde este espacio de emociones comunes nos descubrimos, conocemos, aprendemos a vivir juntos y a buscarnos un mejor porvenir. La cocina es el lugar acogedor por excelencia y en Mescladís es un territorio de solidaridad y justicia.

/ agenda

De 2/1/2017 hasta 30/12/2017

Ofrecemos la posibilidad de crear talleres ajustados a las necesidades y demandas de cada grupo. Si sois un grupo de amigos, compañeros de trabajo o queréis celebrar un evento de manera diferente, ponte en contacto con nosotros, lo organizamos! Disponemos de un amplio abanico de posibilidades.

 

De 25/1/2017 hasta 15/12/2017

Los Lunes el Taller Mescladís, se convierte en un espacio de encuentro vecinal que busca fortalecer las relaciones sociales, el intercambio intergeneracional, y facilitar el acercamiento a las diversas culturas presentes en nuestro territorio, a través de la cocina típica de una variedad de países.

De 21/1/2017 hasta 15/12/2017

Los sábados por la mañana Mescladis, abre las puertas de su escuela de cocina para convertirla en un espacio de convivencia entre padres, madres e hij@s, donde aprenderán a disfrutar junt@s de la cocina bajo una perspectiva lúdica, utilizando productos de estación y KM 0 de la mano de Isabel de la Torre.